martes, 17 de noviembre de 2009

¡CUESTIÓN DE GUSTO!



Hace ya algún tiempo que tenía ganas de hablar de éste asunto de las mesas aunque, he de reconocer que no me he dado prisa.
La primera fotografía, cedida por un amigo, se corresponde con la mesa que han estrellado en el mirador del Castro. Pocas veces he visto un ejercicio de tan mal gusto y algo tan fuera de lugar. Me entristece pensar que, entre todas aquellas personas que han participado en ese despropósito no haya habido alguna con el sentido común suficiente para evitar éste atropello estético. Quiero creer que los que lo han permitido, simplemente adolecen de buen gusto y de eso no se puede culpar a nadie pero, si se contrastaran otras opiniones quizás se evitarían muchas críticas.
Esa mesa sobra, sencillamente sobra. Si se quiere tener una atención con el visitante del mirador con un par de bancos de madera sería suficiente puesto que ese lugar es un ¡MIRADOR! y no un ¡MERENDERO! y, hablando de merendero, la segunda fotografía está tomada hoy mismo, ámbas lo están, en el merendero del Castro, muy cerca del mirador, pues bien, hay tenéis una muestra de como están las mesas en ese merendero. Para sentarse a comer casi que deberíamos hacernos un seguro de vida. Es un lugar agradable pero en un estado de deterioro lamentable al que han contribuído algunos "trialeros" que han utilizado el merendero como pista de obstáculos.
Volviendo a nuestra rimbombante mesa, creo que si se retira nadie lo va a notar y sería de agradecer. En el hipotético caso de que fuese retirada que a nadie se le ocurra ponerla en el merendero, seguiría siendo una horterada, regalársela a álguien que tenga un bonito jardín y, ahí, puede que quede mejor, al menos no ofenderá a nadie y no haremos el ridículo.

1 comentario:

  1. La mesa y bancos guapisimos! perfectamente integrados en el paisaje...

    ResponderEliminar